JPEG Mitos y Realidades. No creas todo lo que escuchas sobre los JPGEs. Sabrás lo real aquí. (Parte I)

Con la difusión de escáneres, camaras digitales y la WWW (Word Wide Web), la propagación del formato JPEG se ha hecho más rapida y constatable en nuestras vidas. El entendimiento de este formato se ve practicamente obligatorio si realmente nos importa que utilidad tiene este formato para almacenar correctamente nuestras fotos e imagenes.

 

JPEG es como realmente está bien escrito.

VERDAD.

Normalmente todos conoces la extensión JPG en nuestros archivos, ya que se ha acortado la denominación JPEG (incluso existen otras nuevas denominaciones como JP2 y JPEG 2000 que también la usan).

Que son las siglas JPEG ( Grupo de Expertos Fotográficos Unidos “Joint Photographic Experts Group”), organización que desarrollo el formato JPEG.

 

El JPEGs pierde calidad cada vez que es abierto o grabado. 

 FALSO (Apertura).

Un error habitual por el problema que genera la ignorancia de como funciona todo. Si por abrir un archivo o visualizarlo un JPEG perdiera calidad, eso significaría que a todos los formatos gráficos existentes les ocurriría lo mismo, cosa que no es así. La creencia de que por abrirlo es técnica e ilógicamente rídicula.

El Renombrar un archivo JPEG o cerrarlo sin grabar también no produce ningun tipo de pérdida.

 

FALSO o VERDAD A MEDIAS (Grabación).

Nunca he entendido el el afirmar o negar tajantemente algo, ya que la verdad siempre esconde algo que no se ve a simple vista. El anterior error conceptual es debido más al sistema de grabación que a otro tema.

Las personas solemos pensar de una forma sencilla y aunamos ideas a distintos conceptos para facilitar la memorización de la misma, para entender el error primero debemos de terner claro que Abrir un archivo gráfico o de cualquier tipo es distinto a Grabarlo, la apertura del mismo no conlleva ningún tipo de modifición propiamente dicha sobre el archivo. Desde aquí debemos de tomar dos tipos de programas para entender en que circunstancias se abre nuestro archivo, cuando lo abrimos desde un visualizador de imagenes (normalmente será para reproducir dicha imagen, rara vez para cambiarla “aunque hoy en día estos programa incluyen funciones conversoras y de edición”); cuando lo abrimos desde Photoshop u otro Editor Gráfico la idea real es la edición o sea dicha modificación del archivo y si nos equivocamos si le podemos restar calidad ya hablaremos del porque.

Cuando se dice que cuantas más veces grabamos un archivo JPEG más perdida se produce …. ERROR …. mejor en este caso haceros la siguiente pregunta, ¿Con cuanta calidad lo grabais?, pero antes de esta pregunta entendamos de que estamos hablando.

Cuando grabais, editais o convertis un archivo JPEG, existen opciones a veces muy visibles a veces imperceptibles ya que se mantienen ocultas en en las preferencias u opciones por defecto del programa que usemos (muy propio en los programas de visualización de archivos gráficos que permiten convertir o como ya hemos comentado editar).

Ajustes del JPEG en Faststone
Ajustes del JPEG en Faststone

Aquí puedes ver un ejemplo de faststone un estupendo visualizador de imagenes que tiene algunas funciones de conversión y edición. Como podrás ver el programa esta ajustado para cuando convertimos o guardamos una foto con el formato jpg, quedaría comprimido al 90%. Eso quiere decir que cada vez que abramos y volvemos a convertir esa imagen restará un 10% de la calidad, cuidado para que se produzca la perdida de un archivo repetidamente deberiamos de convertir esa imagen varias veces. Para ver con un poco más de claridad del proceso:

 

Paso1. Abrimos el archivo “ejp01.jpg” (una imagen cualquiera) con faststone y convertimos una imagen. (Aquí con las características anteriores perdería un 10% de calidad). El nuevo archivo por ejemplo lo llamariamos “ejp02.jpg”.

 

Paso 2. Si convertimos la primera imagen no habría cambio en el proceso pero si convirtiesemos de nuevo la “ejp02.jpg” que ya arrastraba una perdida de un 10%, volveríamos a perder otro 10% de calidad sobre lo perdido, con lo cual usaríamos el concepto que la gente usa mucho como “Acumulación de pérdida de calidad”, de ahí que algunos hablen de este concepto. Dicho feamente perderiamos un 20% de calidad de forma acumulada, pero realmente perdemos incluso más ya que acumulados un 10% de calidad sobre una imagen erronea que ya tenía una perdida en si mismo, o sea que es una imagen distorsionada de la real.

 

Ajustes de grabación de un Jpeg
Ajustes de grabación de un Jpeg

Veamos el caso del Photoshop, como podeis observar en la imagen al grabar pide la calidad, en este caso la escala llega hasta el 12, si contamos con que 12 es la máxima calidad podremos tomar esta escala como en la que no se producen perdidas perceptibles (hay que tomar en cuenta que el propio formato es un compresor de imagenes y por tanto siempre existe riesgo de algun tipo de perdida en la información). El tema de acumular la perdida ocurre al igual que antes si grabamos a una calidad 6, deberemos grabarlo, abrirlo de nuevo y volverlo a grabar para que se pierda calidad de nuevo. Apenas uso conversores de imagenes, y desde luego las perdidas en los JPEGs que he grabado con Photoshop en su calidad 12 me han permitido rectificar una imagen repetidamente sin problemas, aunque su formato original el PSD es la mejor opción a la hora de grabar diseños de este programa.

 

Por tanto resumiendo si la calidad esta reducida y no a tope se cumple el concepto de perdida de calidad y en cambio si la calidad está al máximo no se pierde calidad alguna. Por tanto como he comentado es una verdad a medias, deberemos de tener en cuenta para cualquier otra afirmación en las codiciones de los ajustes de los JPEGs y si en su edición se hace uso de la grabación y modificiación de dicha imagen.

 

Si comprimes un al 70% y entonces reabres el archivo y lo comprimes al 90%, la imagen final será restaurada a la calidad del 90%.

Falso.

Bajo mi entendimiento es impresionante las afirmaciones que se producen en ciertas situaciones, vamos a trabajar en este concepto como lo haría House en su serie.   

1) Tenemos un archivo original 100% de calidad. 

2) Grabamos el archivo al 70% de calidad con lo cual estropeamos la imagen ya que reducimos su calidad en un 30%, realmente por tanto distorsionamos la realidad de la imagen, ya nunca volverá a ser la original. 

3) Si abrimos la imagen que ha sido grabada al 70% estaremos abriendo la imagen distorsionadas, la información nunca será la misma a la original, y donde falta información (en forma de calidad) o se ha modificado (alterado los pixels de la imagen) no se podrá hacer nada. Por tanto podremos afirmar que nunca se podrá recuperar dicha información original de la imagen.

Expongamos algo más que no hemos tomado en cuenta:

Imagen al 100% de calidad —–> Grabada al 70% = Imagen original menos un 30% de calidad.

Por tanto si usamos La imagen con un 30% de calidad y grabamos al 90% obtendremos como resultado La imagen original menos un 30% de calidad y a todo esto le restamos otro 10% por lo que podemos afirmar que ademas de no restaurarse la imagen se perdería otro 10% de calidad más que restaurar la afirmación correcta sería:

Si comprimes un al 70% y entonces reabres el archivo y lo comprimes al 90%, la imagen final será incluso de menor calidad que la grabada anteriormente al 70%. (Esta sería la única afirmación correcta).

 

Bibliografía: Sue Chastain (About.com), resto de referencias y ejemplos Raúl Jaime.

 

Ver También: JPEG Mitos y Realidades. No creas todo lo que escuchas sobre los JPGEs. Sabrás lo real aquí.  (Parte II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s